Jueves, 03 Junio 2021 13:04

Mi pareja tiene disfunción eréctil, ¿cómo puedo ayudarle?

Valorar este artículo
(1 Votar)
disfunción eréctil disfunción eréctil

La impotencia, también conocida como disfunción eréctil, es un problema común entre los hombres. Según las estimaciones, el 25% de los hombres son incapaces de lograr y/o mantener una erección que permita una actividad sexual satisfactoria repetida y sostenida.

 

Es una enfermedad que afecta tanto al paciente como a la pareja, y a veces provoca o agrava los conflictos e incluso las separaciones. Lo crucial es recordar que hay opciones y, afortunadamente, los tabúes y muros que impedían a los pacientes encontrar ayuda se están erosionando.

¿Cuál es la importancia de detectar y tratar la impotencia?

Entre otras causas, es un problema de salud general. Ahora sabemos que la disfunción eréctil suele estar causada por un problema vascular, y que la impotencia puede ser el primer síntoma de una enfermedad cardiovascular no explicada previamente.

Los pacientes que presentan factores de riesgo cardiovascular, como el tabaquismo, la falta de actividad, la obesidad, los niveles elevados de colesterol y triglicéridos, la diabetes y otros, son más propensos a sufrir disfunción eréctil, y un tratamiento adecuado puede evitar o aplazar su aparición.

¿La disfunción eréctil es neurológica o fisiológica?

Tradicionalmente se considera que es así. En realidad, aunque tiene una base endógena, las causas psicológicas secundarias como la tensión, la ansiedad, la vergüenza, la depresión, la baja autoestima y, en particular, el miedo al fracaso contribuyen a ella y pueden empeorar y reforzar la disfunción eréctil.

¿Qué haría yo para ayudar a mi compañero?

En primer lugar, se trata de modificar algunos de los comportamientos y factores de riesgo cardiovascular del paciente, que son fundamentales no sólo para el tratamiento de la impotencia, sino también para la salud general del paciente. El papel de la pareja es fundamental para lograr este objetivo, ya que son factores comunes en muchas situaciones.

La ayuda de la pareja, por ejemplo, para dejar de fumar, hacer ejercicio y reducir la ingesta de alcohol y grasas, es fundamental no sólo para mejorar la erección, sino también para desalentar un mayor deterioro y beneficiar la salud cardiovascular y general de los pacientes.

¿Es seguro tomar pastillas para la disfunción eréctil?

Y, eso es un rotundo SÍ. Sólo están contraindicadas en casos extremadamente raros y son completamente saludables si las administra un médico.

Kamagra es un ejemplo de píldora para la disfunción eréctil que ha tenido éxito.

Además, el urólogo prescribirá la mejor píldora y dosis para cada caso particular con el fin de asegurar una relación sexual satisfactoria tanto para el paciente como para su pareja.

¿Hay otras opciones si las pastillas no funcionan?

Si la terapia oral falla o está contraindicada, existen otras opciones como el tratamiento tópico o las inyecciones intraabdominales de alprostadil, así como opciones más modernas como las ondas de choque y, eventualmente, las prótesis de pene. Es necesario realizar una evaluación urológica exhaustiva para decidir la mejor opción de tratamiento en cada caso.

La disfunción eréctil

es una condición médica que afecta a hombres y mujeres por igual. Su asistencia es fundamental para una enfermedad que tiene cura.

Más en esta categoría: « Beneficios Del Yoga Para Las Mujeres

Belezza y Salud

  • 1